Los retos de poner en marcha un ecommerce

El sector del ecommerce ha crecido mucho en los últimos años y se prevé que siga en ascenso durante mucho tiempo. En el segundo trimestre de 2016 el comercio electrónico superó en España los 5.900 millones de euros, un 20,3% más que el año anterior, según datos de  la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Del total de compras hechas en España, más de la mitad, un 57,2%, se hicieron en tiendas exclusivamente españolas. Con todo, los compradores nacionales cada vez confían más en en la compra online para adquirir productos y los ingresos de comercio electrónico dentro de España (compras hechas en España en webs españolas) aumentaron un 23,6% interanual hasta los 2.459,6 millones de euros.

Está claro que el ecommerce ha revolucionado el sistema de compra tradicional y las nuevas tecnologías ayudan a que la compra por Internet sea cada vez más sencilla.

Para los consumidores ha cambiado mucho el paradigma y se están acostumbrando a comprar desde el sofá, recibir los pedidos de manera rápida y evitarse las colas.

Visto así, es un chollo para el comprador, pero y el vendedor?

Como crear un negocio online

Cómo crear un negocio online

Cuando te planteas crear una tienda online surgen muchas incógnitas. Ya hemos visto que es un sector en auge y cada vez más el consumidor está comprando a través de Internet. Para el vendedor o para el que se está planteando crear su tienda hay una serie de retos que no se pueden pasar por alto:

Plataforma online

En el mercado hay varias plataformas para lanzar tu tienda online de manera fácil. Las más populares son Prestashop, Magento y Woocommerce para WordPress, ¿Cuál elegir? Pues según tus necesidades, tu presupuesto y tus conocimientos podrás elegir una u otra.

Aunque Prestashop Y Magento son CMS’s opensource, requieren de algún conocimiento técnico para instalarlo y ponerlo en marcha.

Si lo que quieres es ahorrarte la parte técnica, Woocommerce es más sencillo y con un poco de investigación es viable instalarlo y ponerlo en funcionamiento.

Buenas imágenes

Está claro que cuando hablamos de comercio electrónico estamos hablando de buenas fotografías. Al final el cliente tiene que tomar su decisión de compra basándose en las imágenes que vé en la tienda online.

Si tienes algo de idea, con una cámara sencillita se pueden hacer buenas fotos aptas para un ecommerce. Con todo siempre puedes apoyarte en la adquisición de imágenes en un banco de imágenes o apostar por algunas páginas que ofrecen fotos gratis de bastante buena calidad.

Stock y almacenaje

Unos de los grandes problemas de cualquier negocio del sector retail es el almacenaje de los productos. Por suerte, si estás empezando, la solución la tienes en el dropshipping. Un sistema que te permite evitar los gastos de un almacén, ya que es el mayorista o proveedor quien envía al cliente directamente la mercancía.

La Wikipedia define el dropshipping como : un tipo de venta al por menor donde el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que toma y pasa el pedido (y los detalles de envío) al mayorista, quien entonces despacha las mercancías directamente al cliente final”.

En resumidas cuentas, el vendedor llega a un acuerdo con el distribuidor o mayorista y es él quien se encarga de almacenar el producto y enviarlo al comprador. Así que puedes trabajar cómodamente desde casa gestionando los productos que quieres publicar y haciendo la promoción pertinente.

Author: Marina

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *